Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // APMTM // Abrojo  

Atlas Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana //

Abrojo
Opuntia imbricata (Haworth) DC
Cactaceae


Sinonimia popular

Cardón, cardenche, entraña, tasajo, velas de coyote. Distrito Federal: xoconochtli (náhuatl), coyonostli, joconostli, joconostli, tuna joconostli; Estado de México: yanaxoconostle.


Botánica y ecología.

Planta parecida a un arbusto, que mide 5m de altura. Es carnoso y se ve como si estuviera hinchado; no tiene hojas y está provisto de espinas. Las flores son de color rosa fuerte y los frutos son carnosos.

Originaria de México. Presente en climas semiseco y templado entre los 2000 y los 2750msnm. Asociada a pastizal, matorral xerófilo, bosques de encino, pino y de juníperos.


Etnobotánica y antropología.

Esta especie de nopal se emplea en diversos padecimientos como la tos, diabetes, huesos quebrados, además de usarse como diurético. Para combatir la tos, primero se eliminan las espinas del fruto, luego se abre y se le extrae toda la pulpa con las semillas dejando sólo la cáscara a la que se le agrega azúcar, se asa en el comal, se junta el jugo que suelta y se bebe; la cáscara se aplica sobre el pecho, hasta que se enfríe, durante 2 o 3 tardes, antes de dormir, hasta sentirse mejor.

Para curar la diabetes, al fruto maduro se le elimina la cáscara y se le hacen incisiones alrededor; después se coloca en un vaso lleno de agua, que se deja expuesto al sereno durante la noche. Al otro día se retira el fruto y se bebe el líquido en ayunas. Es empleado de igual forma como diurético.

Para sanar los huesos quebrados (inmovilizarlos) se mezcla la parte interna (parénquima) del tallo con harina y clara de huevo y se aplica en "vilmas" sobre las partes afectadas (V. vilma). Se usa en lugar de yeso, en quebraduras de huesos tanto en humanos como en animales.


Historia.

En el siglo XVI, Francisco Hernández señala: "extingue de modo notable las fiebres ardientes, apaga la sed y humedece las entrañas secas. Los frutos comidos detienen el flujo de vientre, sobre todo si proviene de calor; se comen principalmente por quienes sufren exceso de bilis o destemplanza cálida. Tienen una goma que templa el calor de los riñones y de la orina. Su jugo o líquido destilado de ellos es admirable contra las fiebres biliosas y malignas, principalmente si se mezclan con jugo de pitahaya... dicen que su jugo tomado en cantidad de media onza produce leche, cura las llagas recientes o antiguas. Sus raíces mezcladas con cierta especie de geranio, alivian las hernias, curan las erisipelas, mitigan el calor que proviene de fiebre o de cualquier otra causa, y son remedio del hígado irritado en exceso. Por otro lado, la raíz sola alivia las úlceras".


Química.

De O. imbricata se han aislado los alcaloides de isoquinolina mescalina, 3-4-dimetoxi-beta-fenetilamina, tiramina y 3-metoxi-tiramina. También se ha identificado el triterpeno cucurbitacina B.


Toxicidad.

Esta planta produce daños mecánicos. Los animales comen los frutos, que tienen miles de glóquidas (pequeñas espinas), que se incrustan en los labios, llegando a formar una especie de cepillo; los borregos y las vacas son generalmente los que sufren este daño. Las pérdidas por la ingestión de esta planta son considerables; hasta de 20% en los rebaños de borregos.


Comentarios.

La Opuntia imbricata es una planta originaria de México, de uso muy antiguo. Desafortunadamente carece de estudios farmacológicos que corroboren su efectividad.


Herbarios.

CIIDIRD, ENCB, IZTA, MEXU.


Literatura.

Botánica. González M. 1984; Martínez I. 1980; Mata S. y cols. 1985.

Ecología. Index Kewensis; González M. 1984; Mata S. y cols. 1985.

Etnobotánica. González M. 1984; Martínez 1.1980; Mata S. y cols. 1985.

Historia. Hernández F. 1959 (1571-1576).

Química. Galicia E y Ábrego A. 1993; Meyer, B. N. y cols. 1980.

Toxicidad. Gómez A. 1966.



Artículos relacionados

pericón / mazahua / Flora