Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // APMTM // Retama  

Atlas Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana //

Retama
Gelsemium sempervirens (L.) St.Hill
Loganiaceae


Botánica y ecología.

Arbusto pequeño, con los tallos de color café-rojizo. Las hojas son pequeñas y un poco alargadas. De las flores, amarillas, emana una peculiar fragancia.

Originaria de América boreal, habita en clima templado, entre los 180 y los 2800msnm. Asociada a bosque mesófilo de montaña y bosque de encino.


Etnobotánica y antropología.

En el Estado de México, para aliviar el dolor de estómago recomiendan tomar la cocción de las hojas y de la raíz en el momento que se presenta el dolor. En caso de neuralgias, se extrae el jugo de las hojas presionándolas y con él se frota sobre el área dolorida.


Historia.

Para el siglo XX Maximino Martínez reporta la información siguiente: es antipalúdico, antiespasmódico, antineurálgico, antiparasitario, antirreumático, antitérmico, asma, convulsivante, digitálico, nefritis, altera la respiración, sedante, tos ferina y tóxico.

Posteriormente, la Sociedad Farmacéutica de México señala su uso como antineurálgico, hipotensor, mi-driático, produce nauseas, provoca parálisis de la respiración, es sedante y analgésico.


Química.

Gelsemium sempervirens se caracteriza por la presencia de alcaloides del indol. De la raíz se han aislado gelsedina, gelsemicina, gelsemidina, gelsemina, gelsemoidina, gelseverina, gelsevirina, sempervina y sempervirina. Del tallo gelsedina y su derivado 14-beta-hidroxilado, gelsemina, y sus derivados 21 -oxo y 19- hidroxi-dihidro-gelsemina, gelsemicina, 19-acetil-dihidro-gelsevirina, humantenidina, humanterinina y kumidina.

Otros componentes del tallo incluyen los esteroles 12-beta-hidroxi-5-alfa-pregn-16-en-3-20-diona y 12-beta-hidroxi-pregna-14-16-diene-3-20-diona; el triterpeno ácido ursólico, y la cumarina escopoletina. En la raíz además se han detectado la cumarina escopoletina y el compuesto quinoideo éter metílico de emodina.

Además se ha detectado en la planta la presencia de un aceite esencial, un aceite fijo, resina y ácido gelsémico.


Farmacología.

Es la raíz la parte de la planta que más se ha estudiado desde el punto de vista farmacológico. El extracto fluido ejerció una acción depresora de la actividad cardiaca al ser probado sobre el corazón de rana, Se halló un efecto cronotrópico negativo en el perro al aplicársela por vía intravenosa y lo mismo sucedió sobre el corazón aislado de conejos. Se describe la acción relajante de músculo liso de la tintura sobre intestino de rata y la acción estimulante sobre intestino de conejo de un extracto de la raíz. Y una acción estimulante sobre tejido uterino de conejo. La tintura también provocó una acción emética al íleon, por vía intravenosa, una acción inhibitoria de la catecolamina y antagonista de la serotonina, e inhibió la captación de dopamina, noradrenalina y serotonina por sinaptosomas de cerebro.

El extracto metanólico del tallo presentó actividad citotóxica sobre células de carcinoma humano 9kB y leucémicas p388. Una suspensión de las hojas presentó acción inmunoestimulante en ratón, por vía intravenosa, a la dosis de l00mg/kg, en la prueba de velocidad de clarificación de carbón coloidal.

En el hombre se describe la acción antipirética y depresora del sistema nervioso central debido al extracto fluido de la raíz aunque con la aparición de algunos efectos tóxicos, como diarrea y complicaciones "mesentéricas", así como el efecto relajante del músculo esquelético de la tintura de la raíz, por vía oral, en el tratamiento del espasmo muscular en poliomielitis.

Estudios realizados en el Instituto Médico Nacional usando la tintura de la raíz en pacientes con fiebres intermitentes, a la dosis de 30 gotas diarias durante algunos días, mostraron la efectividad de la planta en estos casos, desapareciendo las neuralgias. Sin embargo se da la contraindicación del uso en casos de debilidad cardiaca, nefritis o debilidad general.


Principios activos.

Se ha observado que la fracción alcaloidea obtenida de la raíz inhibió la enzima colinesterasa de cerebro de "ewe" y suero de caballo.


Toxicidad.

Estudios de toxicidad aguda en ratón indicaron que la dosis letal media del extracto fluido obtenido de la raíz, en ratón, por vía intraperitoneal, fue de 0.2ml/kg, y de la tintura de 1.15ml/kg. Con este mismo producto se observó una dosis mínima tóxica en ratón, de 0.002ml/kg, por vía intraperitoneal, y en cuyo de l0ml/kg, por vía subcutánea.

Otros estudios, usando la tintura de la raíz, indicaron la aparición de efectos tóxicos en cuyo, a la dosis de 0.5 a l.0ml/ animal, administrado por intubación gástrica, y a la dosis de 0.25ml/animal, por vía subcutánea. Con el extracto fluido a la dosis de 1.5ml/kg se observaron efectos tóxicos en cuyo, por vía subcutánea, así como la aparición de efectos tóxicos en hígado y riñón.

En el hombre, se indica, en la literatura, el caso de un anciano de 80 años que sufrió de la pérdida de la visión y audición al tomar un producto que contenía gelsemina y gelseminina. El paciente se recuperó al dejar de tomar dicho medicamento. Se indica también un caso de envenenamiento accidental al ingerir aproximadamente cinco flores de esta planta. Un niño presentó síntomas neurológicos que incluyeron inhabilidad para levantar la cabeza y para hablar. Los músculos faciales y de los miembros se encontraban flácidos. Todas las partes de la planta contienen alcaloides tóxicos, algunos deprimen y paralizan las terminaciones nerviosas motoras. Los síntomas de envenenamiento incluyen dolor de cabeza, vértigo, pupilas dilatadas, visión doble, boca seca, dificultad para tragar y hablar, debilidad muscular, nausea, sudoración, disnea, pulso débil, convulsiones, deficiencia de oxígeno, y muerte, debida a colapso respiratorio.


Comentarios.

Mediante observaciones clínicas se ha confirmado la acción analgésica antineurálgica y antiespasmódica de esta planta, aplicaciones terapéuticas tradicionales que se le dan a esta especie, sin embargo, ejerce algunos efectos tóxicos por lo que se debe tener cuidado ya que su el uso interno presenta un alto riesgo.


Herbarios.

FCME.


Literatura.

Botánica. Mendoza B. 1983.

Ecología. Ejemplares consultados: Hernández R., Rivera J., Salazar F., Tenorio P. (MEXU), Index kewensis.

Etnobotánica. Mendoza B. 1983.

Historia. Martínez M. 1969 (1934), Sociedad Farmacéutica de México. 1952.

Química. Chou T. Q., Hou H. C. 1931.; Chou T. Q. 1931.; Lin L. Z. y cols. 1991; Martínez M. 1946; Moore C. W. 1911.; Saxton J. E. 1965.; Sayre L. E., Watson G. N. 1919.; Schun Y. y Cordell G. A. 1986, 1987.; Schwarz H. y Marion L. 1953., 1953., 1953.

Farmacología. Boyd L. J. 1920.; Boyd J. 1928.; Bulman F. 1922; Christensen B. V., Gramling L. G. 1938.; Cueillerón P. y cols. 1982, 1982; Di Cario F. J. y cols. 1964.; Holden E. 1879.; Holman H. D. 1946.; Moisset E. 1938, 1938, 1938.; Schun Y. y Cordell G. A. 1986; Wu L. S., 1947.

Principios Activos. Vencent D. y Lagreu R. 1951.

Toxicidad. Blaw M E. y cols. 1979; Christensen B. V., Gramling L. G. 1938; Duke J. 1991; Mitchell T. S. 1926; Pittenger P. S. 1923; Stieren E. 1930; Wu L S. 1947.



Artículos relacionados

calentura / pame / Demanda de Atencion
bilis / purepecha / Demanda de Atencion
retama / cora / Flora