Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // APMTM // Hierba del zorrillo  

Atlas Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana //

Hierba del zorrillo
Petiveria alliacea L.
Phytolaccaceae


Sinonimia popular

Epazote de zorrillo, hierba de la gallina, hierba de las gallinitas, hoja de zorrillo, yerba de zorrillo, zorrillo. Nayarit: upisha (cora); Oaxaca: pats ujts (mixe), mi xerreu sox, mi xiurruw; Puebla: tansiki, tansike, tonsike; Quintana Roo: paiche’, paayche’ (maya); Yucatán: payche, xpayche, xpaay che’;. San Luis Potosí: patdam ts’ojol, path ts’ojol (tenek).


Sinonimia botánica.

Petiveria octandra L; Petiveria alliacea L.var. octandra L.


Botánica y ecología.

Hierba hasta de 1m de altura con olor penetrante a zorrillo. Las hojas tienen pequeños brotes verde oscuro, sus flores son blancas y se encuentran a lo largo de las ramas terminales. Los frutos son de color verdoso a pardo oscuro.

Especie originaria del sur de Estados Unidos de América a Sudamérica. Habita en climas cálido, semicálido y templado presente desde el nivel del mar hasta los l000m. Cultivada en huertos, crece en terrenos de cultivo abandonados, a orilla de caminos, arroyos o riachuelos; esta asociada a bosques tropicales caducifolio, subcaducifolio subperennifolio y perennifolio, matorral xerófilo, pastizal, bosque espinoso, bosque mesófilo de montaña, bosques de encino y de pino.


Etnobotánica y antropología.

El uso principal que se da a esta planta es en el tratamiento de las reumas (Quintana Roo, Oaxaca y Michoacán). Se recomienda moler la raíz y hervirla para hacer con ella una cataplasma que se aplica en la zona dolorida (sólo por un momento porque se dice puede quemar la piel). También se aplican las hojas soasadas o se dan baños con el cocimiento de estas junto con las de naranja agria, bejuco de cocoba y sasafrás (spp n/r).

Con frecuencia se emplea para aliviar el dolor de estómago, mediante el cocimiento de su raíz con bejuco de guauco (Aristolochia mycteria) y manzanilla (Matricaria recutita), se bebe tres veces al día.

Es útil para la gastroenteritis, dolor de muelas y en extracción dental.

Se emplea en algunos otros padecimientos como catarro, dolor de cabeza, escalofríos, para descongestionar, como antipirético y para la gripa. Para tratar esta última se recomienda machacar las hojas y el tallo en alcohol, y con este preparado hacer frotaciones.

También se indica para granos, heridas, como conceptivo para embarazarse; contra el cáncer, la rabia y enfermedades culturales como mal de ojo, hechizos y mal de aire. Los zapotecos, mixes y totonacos la utilizan para curar la enfermedad producida por el susto.

Para aliviar el dolor de cabeza por gripa, las hojas se frotan con loción o alcohol, y se amarran en la cabeza, o bien, se aplican untadas con vaporub.


Historia.

En el siglo XVI, Francisco Hernández indica: es de naturaleza caliente en segundo grado, las hojas untadas arrojan el frío de cualquier lugar en que haya penetrado, aflojan los miembros contraídos que se lavan con su cocimiento caliente.

Mas información vuelve a aparecer hasta el siglo XX, cuando Maximino Martínez la relata como: antipirético, antitumoral, y útil para aliviar apostemas, dispepsia y mal de madre. También dice que devuelve el movimiento perdido y se usa para sacar las muelas y como sedante. Narciso Souza, le atribuye propiedades antiespasmódicas y diaforéticas. Es útil para la histeria y otras afecciones nerviosas. En las fiebres se emplea como cataplasma para dolores reumáticos.


Química.

En el tallo de P. alliacea se han detectado los alcaloides alantoína, también presentes en las hojas, y trans- metil-4-metoxi-prolina; y los compuestos lipídicos ácido lignocérico y beta-sitosterol, este último también detectado en la raíz. La raíz contiene además los compuestos azufrados trisulfuro de hidroxi-5-etil-benzilo.


Farmacología.

Se ha demostrado que la decocción de la planta induce la contracción de músculo liso probada en tejido de útero, aorta y fundus de rata y tráquea de conejo.

Un extracto acuoso liofilizado ejerció un efecto antimutagénico frente a un sistema de segregación mitótica inducida por mebendazol en Aspergillus nidulans D-30.

Otras acciones probadas son la actividad antibiótica del extracto acuoso sobre bacterias Gram (+), Gram (-) y hongos patógenos y la actividad antiinflamatoria en ratas a las que se provocó inflamación con carragenina y granuloma por algodón.


Toxicidad.

Estudios de toxicidad aguda en ratones demostraron que el extracto acuoso de la planta administrado oralmente no provocó muertes aún a dosis tan altas como l0g/kg. Administrado por vía intraperitonial se encontró una dosis letal media de 1672.11mg/kg. Este mismo extracto mostró ausencia de genotoxicidad en Aspergillus nidulans.


Comentarios.

Petiveria alliacea es una planta originaria de América de uso muy antiguo, validado histórica y experimentalmente, en sus aplicaciones como antimicrobiano y antiinflamatorio.


Herbarios.

CIQRO, CHAPA, CIB, CSAT, ENCB, FCME, IBFFA, 1MSSM, IZTA, MEXU, UAN, UJAT, XAL, YUC.


Literatura.

Botánica. Aguilar L. 1990; Antonio N. 1989; Caballero L. y cols. 1987; Centro Coordinador de la Región del Istmo 1987; Del Amo S. 1979; Escolástico R. 1983; Espinosa J. 1985; Evangelista V. y cols. 1991; Garcés y cols. 1987; Gispert M. y cols.. 1991; González R. 1979; González y Gutiérrez 1983; Gutiérrez E. 1983; Instituto de Ecología A. C. 1991; López E. 1988; Martínez J. 1984; Morales G. y Toledo G. 1987; Niño R. 1986; Ortiz G. 1987,1990; Pulido T 1993; Quintana G. 1986; Romero E. 1984; Sanabria L. 1986; Soto J. 1987; Zimbrón A. y Feingold M. 1984; Zizumbo. D. y García P. 1982.

Ecología. Antonio N. 1989; Centro de Investigaciones de Quintana Roo, 1991; Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán, 1991; Espinosa J. 1985; López E. 1988; Martínez J. 1984; Martínez M. A. 1991; Solo J. 1987; Zizumbo D. y García P. 1982.

Etnobotánica Antonio N. 1989; Soto J. 1987: Zizumbo D. y P. Colunga 1982

Antropología. Zolla C. 1988

Historia. Hernández F. 1959 (1571-1576); Martínez M. 1969 (1934): Souza N. 1942.

Química. De Sousa J. R. 1990; Von Szczepanski C. 1972.

Farmacología. Cáceres A. y cols. 1987; Delaveau P. y cols. 1980; Di Stasi L. y cols. 1988; Feng P. y cols. 1964; Fernández de L. M. y cols. 1990; García M. y cols. 1991; López Abraham A. y cols. 1981; Martínez J. y cols. 1991a y 1991b; Morón F. y cols. 1989, 1991; Robineau L. 1991; Ross V. y cols. 1990; Sievers A. y cols. 1949; Torre de la R. 1989 ,1990, 1991 y 1991b; Von Szczepanski C. y cols. 1972.

Toxicidad. Martínez J. y cols. 1989, 1989, 1991; Torre de la R. 1989, 1991a y 1991b.



Artículos relacionados

pulmonía / tarahumara / Demanda de Atencion