Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // APMTM // Albahacar o albahacar del monte  

Atlas Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana //

Albahacar o albahacar del monte
Ocimum micranthum Willd.
Labiatae


La imagen fué proporcionada por:

Pedro Tenorio Lezama
CONABIO


Sinonimia popular

Albaca, albacar, albacon, albahaca cimarrona, albahaca de hoja ancha, albahaca de tierra, albahaca silvestre, albahacar morada, chiripitillo. Oaxaca: ma mi, pa xuuiky; Quintana Roo: x-cacaltun (maya); Veracruz: albajak; Yucatán: kakaltum, xkakaltuum; San Luis Potosí: tsin tekw'eel, ts'iyan tekw'eel ts'ojol (tenek).


Sinonimia botánica.

Ocimum guatemalense Gandoger


Botánica y ecología.

Hierba aromática anual, usualmente de 50cm de altura o menos. Tiene los tallos cuadrados, rojizos y a veces con pelitos. Las hojas son más o menos redondeadas y pequeñas, los bordes con dientecillos. Sus flores son numerosas y blancas o lila pálido, dispuestas en racimos terminales.

Originaria del sur de Estados Unidos de América a Sudamérica. Habita en climas cálido y semicálido desde el nivel del mar hasta los 1500m. Cultivada en solares con fin medicinal u ornamental, también presente en vegetación perturbada, crece a orillas de caminos en bosques tropicales caducifolio, subcaducifolio, perennifolio y en matorral xerófilo.


Etnobotánica y antropología.

La inflamación intestinal es la alteración más común para la cual se emplea esta planta. Otros trastornos de tipo gastrointestinal para los cuales también se usa son: úlceras, gastritis, fiebre intestinal, disentería, empacho, vómito, inflamación y dolor de estómago, como vermífugo (V. lombrices) y antiemético. Para el tratamiento de estas enfermedades, las hojas son la parte de la planta más utilizada y la infusión la forma de preparación más común. De igual forma, en los casos en que se presentan palpitaciones, pérdida del apetito y náuseas o vómito (cuando ingiere alimentos dulces), se prescribe como remedio, un té elaborado con las hojas de esta planta.

Se usan las ramas con hojas y flores en el tratamiento de cierta enfermedades culturales, ya sea "mal aire o mal viento, para curar el mal de ojo, el mal de espanto, el susto", para limpiar y "barrer" a los niños que están muy llorones, como reconfortante. Para secar heridas o deshacer hinchazones, se exprime el jugo de la planta y se aplica localmente, o bien, las hojas son estrujadas y se colocan en la parte afectada. Para tratar la diabetes se emplean las hojas sanchocadas, y para limpiar los ojos se aprovechan las semillas.

Se usa en algunos trastornos de la piel, ya sea en infecciones cutáneas, como secante de llagas, granos o enfermedades del cuero cabelludo.

Se hace referencia de su utilidad como analgésico en el dolor de oídos, de cabeza, de huesos, y dolores reumáticos.

Se le emplea para tratar soplos en el corazón, hemorragias, bronquitis, nervios, para calentar el cuerpo cuando esta frío, para hinchazón de pies, calentura, conjuntivitis (V. mal de los ojos), cataratas (V. nubes), trastornos menstruales, baños de mujeres para el parto y en el tratamiento de hemorroides.

Calidad de la planta: fría


Historia.

Ricardo Ossado, en el Libro del Judío del siglo XVIII la recomienda para evitar las humedades de la boca, las caries y calmar el dolor de encías.

En el siglo XX, Maximino Martínez la señala como: antirreumático y para la gastralgia. Posteriormente, Narciso Souza la cita para: afecciones gástricas, calmar dolores gotosos y reumáticos.


Química.

De las hojas con tallos de O. micranthum se extrajo un aceite esencial en el que se identificaron los monoterpenos canfeno, cineol, linalol, mirceno, cistransocimeno, alfa- y beta-pineno y alfa-terpineol; los sesquiterpenos aromandreno, beta cariofileno, beta-, delta y gamma-elemeno, alfa-humuleno y neridol; y l liganano eugenol.


Farmacología.

Se ha comprobado la actividad hipotensora, en rata, de un extracto etanólico acuoso preparado a partir de hojas frescas y administrado por vía intragástrica, a la dosis de 40ml/ kg. Este extracto provocó en la rata un cronotrópico negativo y no se observó una acción diurética.


Comentarios.

El Ocimum micranthum es una planta originaria de América, cuyos usos son similares a los de la especie afín O. basilicum. A diferencia de ésta, muy poco se conoce de su composición química. Sin embargo, los estudios farmacológicos realizados demuestran plenamente sus efectos hipotensor, y cronotrópico negativo sobre el corazón.


Herbarios.

CIB, CICY, CPURQR, CIQRO, CSAT, ENCB, HUMO, IBFFA, FMVZ, IMSSM, MEXU, NY, UAS, UJAT, XAL, YUC.


Literatura.

Botánica. Antonio N. 1989; Brito W. 1989; Cervantes L. 1979; Del Amo S. 1979; Escolástico R. s/a; Espinosa J. 1985; Esquive] G. 1982; Evangelista V. y cols. 1991; Gutiérrez E. 1983; Heinrich M. y Rimpler H. 1987; Hernández J. 1988; Instituto de Ecología 1991; Lipp J. 1971; López R. e Hinojosa A. 1988; Mata S. 1987; Morales J. 1990; Niño R. 1986; Ortiz A. 1986; Ortiz G. 1990; Pulido T. 1993; Rivera R. 1986; Santos M. 1988; Serralta L. 1993; Villamil C. y Avendaño S. 1990; Yam M. y cols

Ecología. Amaral A. R. en: Martínez M. A. 1991; Antonio N. 1971; Centro de Investigaciones de Quintana Roo, 1991; Centro de/ Investigaciones Científicas de Yucatán, 1991; Cervantes L. 1979; Espinosa J. 1985; Lipp. F. J. 1971; López R. e Hinojosa A. 1988; Martínez M. A. 1991.

Etnobotánica. BADEPY 1987; Cervantes L. 1979; López R. e Hinojosa A. 1988.

Historia. Martínez M. 1969 (1934); Ossado R. 1983 (1750-1760); Souza N. 1942.

Química. Maia J. G. S. 1988.

Farmacología. De A. Ribeiro y cols. 1986; Ribeiro R. y cols. 1988.