Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // MTPIM // ixcateco // Demandas de atención // ixcateco / Población  

Medicina La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México //

[ La población ] [ Los recursos humanos ]  [ Las demandas de atención ]  [ Descripción de demandas ]

ixcatecos.

La población

El término "ixcateco" es el gentilicio que aplicaron los antiguos nahuas al grupo indígena que habitaba en una región que llamaron Ixcatlán, nombre que proviene de dos voces: ixcatl, "algodón", y tlan, "lugar de" o "junto a", "lugar de algodón", planta que quizá se cultivó en la región y con la cual se tributó a los mexicas.

De acuerdo con la clasificación lingüística de Swadesh y Arana, el idioma ixcateco está comprendido dentro del grupo Otomangue, tronco Savizaa y familia Mazateco-Popoloca. Según el XI Censo general de población y vivienda (1990), la población ixcateca es de 1 500 individuos a nivel nacional, de los cuales 280 pertenecen al intervalo de edad de cero a cuatro años y, 1 220 tienen cinco años y más. De estos últimos, 804 se ubicaron en el estado de Oaxaca, y en calidad de migrantes se detectaron 416 repartidos en 11 estados de la república, destacando Veracruz con 322 individuos.

El grupo ixcateco reside actualmente en una sola población, Santa María Ixcatlán, del municipio que lleva el mismo nombre. Se sitúa en el norte del estado de Oaxaca, en el valle de Ixcatlán, el cual se encuentra enclavado en la zona montañosa de la Mixteca alta, entre los 400 y 500 msnm. El clima que impera en la región es seco, con una precipitación media anual de 300 mm y un promedio de temperatura de 15 a 16 °C. La vegetación es escasa, aunque aún es posible encontrar pequeños manchones de bosques compuestos por viejos árboles de pino, madroño, ocote, encino, enebro, sauce, fresno, sabino, roble y copal; es de hacer notar que la alcalinidad de sus suelos favorece la proliferación de una especie de palma que constituye una materia prima muy preciada por los ixcatecos para la elaboración de sombreros y canastos, ya que representa su principal actividad económica en la actualidad. Mientras tanto, la práctica de la agricultura ha pasado a un plano secundario por la baja productividad de sus tierras, pues los suelos están conformados por una capa de tepetate y una delgada capa de tierra fértil, y son muy propensos a la erosión. Los ixcatecos cultivan maíz, trigo, cebada, frijol, calabaza y, ocasionalmente, haba. Complementan sus ingresos con la venta de puercos y aves de corral que crían en sus solares; es preciso señalar que la migración temporal y definitiva, en busca de fuentes de trabajo, es cada vez más frecuente, particularmente hacia el estado de Veracruz y los Estados Unidos.

La vivienda tradicional ixcateca es de forma rectangular, tiene paredes de tepetate o de quiote sostenidas con troncos de palma, y techo de hojas de la misma planta. Conviene destacar que en la actualidad existe una marcada tendencia a edificar las casas con ladrillo y techarlas con lámina de asbesto o de zinc. Es muy común que se encuentren dos anexos a la habitación principal: un baño de temazcal construido con tepetate o varas de quiote, y una "cueva", lugar húmedo donde se almacena y teje la palma. La mayoría de las viviendas cuentan ya con servicio de agua entubada y electricidad, pero son muy pocas las que cuentan con algún tipo de drenaje. Según los Tabulados básicos del INEGI (Oaxaca, Hablantes de lengua indígena, 1993), de 264 viviendas, 196 cuentan con agua entubada, 157 con energía eléctrica, y 50 con drenaje, mientras que sólo 35 disponen de los tres servicios primarios. La población se encuentra comunicada por un camino rural que va a Coixtlahuaca y Tamazulapan, en donde entronca con la carretera Panamericana.

Tomando en cuenta los datos proporcionados por la Jurisdicción Sanitaria III (Tuxtepec) del estado de Oaxaca, la cual toca en su límite oriental a Santa María Ixcatlán, las diez causas de morbilidad más frecuentes de esta región, en el año 1991, fueron: infecciones respiratorias agudas, infecciones intestinales y las mal definidas, helmintiasis, amibiasis, traumatismos y envenenamientos, angina estreptocócica, micosis, paludismo, neumonía y bronconeumonía, así como la tuberculosis en todas sus formas.

La vida religiosa de los ixcatecos está regida fundamentalmente por la religión católica y matizada con algunos elementos de su antiguo culto. Aún se cree en ciertos entes sobrenaturales dueños de la naturaleza, los cerros, las cuevas y los lagos, a los cuales se suele ofrendar; asimismo, hasta hace poco se practicaban ceremonias en honor del dios de la lluvia, quien dicen reside en la cañada de la Palma Blanca. Sin embargo, la totalidad de los festejos de este pueblo giran en torno al santoral católico. En la Cuaresma, el sábado de pascua se celebra una peculiar festividad dedicada al Señor de las Tres Caídas, patrono del pueblo. Los lugareños aseguran que el ataúd de Cristo fue encontrado en Tilapa y llevado a Ixcatlán; en el trayecto, los hombres que lo cargaban sufrieron tres caídas debido al excesivo peso del ataúd. Desde entonces se celebra una procesión de Tilapa a Santa María Ixcatlán, con peregrinos de otros poblados, para participar de la fiesta en honor al milagroso Señor de las Tres Caídas y de la feria que se celebra con motivo de la Cuaresma.