Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // MTPIM // nahua // Demandas de atención // tos  

Medicina La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México //

[ La población ] [ Los recursos humanos ]  [ Las demandas de atención ]  [ Descripción de demandas ]

NAHUAS.

Descripción de demandas


Tos

La tos constituye uno de los padecimientos respiratorios más comunes que atienden los médicos tradicionales, especialmente de la población que habita en las regiones de clima frío, por ser una afección cuya causa principal se relaciona con la exposición a cambios bruscos de temperatura como, por ejemplo, salir fuera de casa cuando se tiene el cuerpo muy caliente. El nombre de la enfermedad proviene de su signo más característico, la tos. Ésta puede ir acompañada de diversos síntomas, tales como dolor de cabeza y de cuerpo, calentura, inflamación de la garganta y congestión nasal, entre otros.

Por lo general, la enfermedad se trata mediante la ingestión de algún preparado de plantas medicinales, endulzado con miel de abeja y administrado como agua de tiempo, hasta la completa desaparición de los malestares. En la preparación se emplean varias plantas, y aunque las especies utilizadas dependen de la región del país — ya que generalmente se trata de plantas locales—, hay algunas de uso frecuente como la bugambilia, el sauco, el gordolobo, el ocote y el eucalipto. En Veracruz, por ejemplo, la preparación comprende: hierba dulce, violeta de bejuco, flores de gardenia, una flor de azucena blanca, violeta, "matlale morado" (Véase también morragia, poleo, panalito, santa maría, chicalote amarillo, capulín, tepopote delgado, tepopote ancho y tepejilote). La dosis es de media taza endulzada con dos cucharadas de miel virgen y una copita de tequila. En opinión de los terapeutas, este remedio "afloja" (desinflama) la garganta y quita la tos.

Si bien la tos no es una enfermedad de cuidado, sus consecuencias pueden ser de gravedad, si no es tratada a tiempo; así, puede derivar en oguío o en una pulmonía. Es por esto que los terapeutas recomiendan no salir al frío, evitar el consumo de alimentos de la misma calidad, y permanecer en el interior de la casa —de preferencia en cama, si el paciente es un menor—, mientras persistan los síntomas de la afección. Para prevenir la tos, los informantes recomiendan tener especial cuidado con los cambios bruscos de temperatura, sobre todo durante la estación fría (V. frío-calor).