Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // MTPIM // otomi // Demandas de atención // caída de ovarios  

Medicina La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México //

[ La población ] [ Los recursos humanos ]  [ Las demandas de atención ]  [ Descripción de demandas ]

OTOMIES (NYÜHÜ' O HÑA'ÑÜ).

Descripción de demandas


Caída de ovarios

La "caída de ovarios" u "ovarios caídos", es una enfermedad de las mujeres en edad reproductiva, que se manifiesta por la presencia de un sangrado continuo, acompañado de dolores, que los informantes describen como "cólicos de regla" (V. dolor de regla). Las causas que pueden originar la caída de estos órganos son de diverso orden: una complicación durante el parto o por falta de cuidados durante el puerperio; por caídas, golpes, o por levantar objetos pesados. No todas las mujeres corren el mismo riesgo de contraer la enfermedad por las causas antes indicadas: una mala alimentación crea las condiciones apropiadas para que ocurra más fácilmente una caída de ovarios.

La enfermedad comienza con dolores en el vientre y la matriz y sangrado fuera del periodo menstrual; posteriormente, a la paciente se le inflaman los ovarios, orina con frecuencia, siente ardor al orinar, mucha comezón, y tiene la sensación de "tener caída de matriz". Enseguida al interrogatorio, la terapeuta palpa la parte baja del vientre de la enferma y siente "cómo están inflamados y caídos los ovarios".

Para el tratamiento, la terapeuta primero administra un té con el objeto de desinflamar los ovarios y así aminorar el dolor que la paciente sufre; este preparado se hace con árnica y hierba de san pedro, hierba del cáncer y hierba de la golondrina. Después le soba el vientre para subir y acomodar los ovarios en su sitio. La maniobra se hace con ayuda de aceite de arrayán, y se inicia en la región del pubis ("empeine") en dirección al ombligo; después de haber sobado varias veces, la partera y el marido de la enferma la colocan cabeza abajo y, tomándola por los tobillos, la "ciernen", esto es, le dan varias sacudidas para acomodar definitivamente los ovarios.

Si bien la caída de ovarios no es una enfermedad mortal, puede ocasionar muchas molestias. Si la paciente no se cura, se "le empiezan a inflamar más los ovarios" y en algunos casos crecen tanto que forman un tumor que "afecta la vejiga". En estos casos, sólo una operación puede solucionar el problema.

Las terapeutas indican que para evitar la caída de ovarios, las mujeres tienen que andar fajadas después del parto y no deben cargar cosas pesadas; además, recomiendan en lo posible alimentarse bien (V. cuarentena).