Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // MTPIM // otomi // Demandas de atención // inflamación de vientre  

Medicina La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México //

[ La población ] [ Los recursos humanos ]  [ Las demandas de atención ]  [ Descripción de demandas ]

OTOMIES (NYÜHÜ' O HÑA'ÑÜ).

Descripción de demandas


Inflamación de vientre

La "inflamación de vientre" es una enfermedad que afecta con frecuencia a las mujeres adultas de las comunidades otomíes, aunque también la pueden padecer otros miembros del grupo. Se produce como consecuencia del "enfriamiento del vientre" que deriva de la ingestión continua de agua o alimentos fríos, conducta particularmente contraindicada en determinados periodos, como el posparto o durante el ciclo menstrual (V. dolor de regla). La inflamación de vientre provocada por el enfriamiento se reconoce por la aparición de "cólicos, retorcijones y gases", que a su vez causan un estado de sofocación del enfermo; cuando el padecimiento está más avanzado, los síntomas se intensifican y surgen vómitos que agravan la condición del sujeto afectado (V. frialdad).

Los terapeutas confirman el padecimiento mediante la revisión que hacen del vientre del paciente, el cual se presenta inflamado, duro ("empedernido") y muy dolorido; en ocasiones, el enfermo no soporta la palpación que hace el especialista.

El tratamiento destinado a curar la inflamación de vientre consiste en la aplicación, sobre el abdomen, de un emplasto preparado con plantas de calidad caliente, para desinflamar los órganos internos; a continuación, se soba el vientre con una pomada de árnica o zábila, o con flor de azufre macerada en mezcal. Se deben realizar varias curaciones antes de que se quite completamente la inflamación y el dolor.

Para prevenir la enfermedad, se recomienda a la mujer puérpera hacerse "baños calientes de hierbas" en cuanto sienta que tiene un enfriamiento. En vista de que la cuarentena es el periodo durante el cual la población femenina está especialmente predispuesta a sufrir una inflamación de vientre, las parteras aconsejan mantener reposo durante el posparto, alimentarse bien y no ingerir "cosas frías" (V. frío-calor).