Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // MTPIM // purepecha // Demandas de atención // latido  

Medicina La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México //

[ La población ] [ Los recursos humanos ]  [ Las demandas de atención ]  [ Descripción de demandas ]

PUREPECHAS.

Descripción de demandas


Terokan. Latido

El latido representa una causa de demanda de atención frecuente entre la población adulta, principalmente entre los ancianos, de las localidades purépechas. Los terapeutas que atienden a los enfermos afectados de latido son, en orden de importancia, las parteras, los curanderos y las hierbateras.

Se debe poner en evidencia que el nombre de latido expresa otros dos conceptos, además de la enfermedad. El término latido designa la pulsación de un órgano situado, en un individuo sano, en el área del ombligo, en tanto que el órgano mismo también recibe el nombre de latido. Según los terapeutas, se trata de una "tripa" o de una "burbuja de aire" que, en una persona enferma de latido, pulsa fuera de su lugar original.

El padecimiento puede tener dos causas: una física y otra emocional. En el primer caso, la enfermedad es producida por un gran esfuerzo que realiza una persona que, por falta de alimentación, se encuentra en un estado de debilidad; esto provoca que, al debilitarse, los tejidos dejen "un hueco, y el latido pueda entonces desplazarse". En el segundo caso, el latido puede ser provocado por "una apuración", es decir, por pensar de manera obsesiva en algún problema, o por haber sufrido un susto o un coraje (V. muina).

Los síntomas que caracterizan la enfermedad es principalmente gastrointestinal: náuseas, fuertes dolores en la región del ombligo y en el área inmediatamente superior. El paciente experimenta, además, una fuerte sensación de "ansia" debida al hecho de sentir obstruida "o tapada la boca del estómago", efecto del carácter emocional del apuro antes mencionado; en este caso, el paciente presenta también un aumento de calor en la boca del estómago.

El diagnóstico se realiza mediante un interrogatorio al paciente y la palpación de las áreas cercanas al ombligo, en donde el terapeuta intenta "tocar una vena" ubicada en esa región; en caso de latido, esta vena pulsa intensamente y se encuentra desplazada un poco más arriba de su posición normal (el ombligo). La operación de diagnóstico termina cuando el terapeuta da "golpecitos" en la zona en donde normalmente debería encontrarse el latido; en presencia de la enfermedad, se escucha un sonido que indica que ahí existe un "hueco".

Las distintas formas de tratamiento del latido tienen el propósito de llevar el órgano desplazado a su sitio original, y desinflamar y quitar el calor excesivo de las zonas del estómago afectadas. Esto se logra mediante sobadas en la región estomacal, y la aplicación de emplastos en la misma área. La mayor parte de las terapias incluyen la ingestión de algún té de plantas medicinales, con el objeto de mejorar la digestión.

En uno de los tratamientos consignados, el terapeuta pone al paciente, en el ombligo y en la espalda —a la misma altura del ombligo—, un emplasto que prepara de la siguiente manera: mezcla seis tomates de cáscara asados en el comal, una pizca de carbonato, un poco de ceniza y dos flores de rosa de Castilla, y los coloca en hojas de uva cimarrona; después de aplicar el emplasto así preparado, lo amarra con una venda y lo deja por un lapso de seis horas. El tratamiento se debe hacer una vez al día durante tres días seguidos.

En otro tratamiento, el curandero soba al enfermo con ayuda de aceite bálsamo; el procedimiento se ejecuta de la siguiente forma: con la palma de la mano se da un masaje, repetido varias veces, siempre en dirección del pecho al vientre, para "bajar el latido". Además, el paciente debe ingerir un té de gordolobo, que ayuda a desinflamar el estómago.

Los médicos tradicionales purépechas consideran que el latido es una enfermedad que no puede prevenirse, no obstante que una de sus causas sea la falta de alimentación. Si el enfermo no recibe tratamiento, su estado se complica; según los informantes, "se le tapa la respiración y se muere", en virtud de la congestión del estómago.