Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // MTPIM // tarahumara // Demandas de atención // mal de orín  

Medicina La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México //

[ La población ] [ Los recursos humanos ]  [ Las demandas de atención ]  [ Descripción de demandas ]

TARAHUMARAS (RARAMURIS).

Descripción de demandas


Sepoche. Mal de orín

Padecimiento que afecta frecuentemente a la población tarahumara, conocido popularmente con el nombre de sepoche. Los terapeutas lo señalan además como una seria causa de mortalidad en enfermos que no le prestan la debida atención. Es atendido principalmente por curanderos y curanderas-hierberas.

El mal de orín es una afección renal-urinaria que se manifiesta en un sujeto por causas diversas: "golpes en los riñones, o porque toma mucho y fuerte, o trabaja mucho tiempo agachado". El "trabajar mucho y no tomar agua", así como "una caída que no se curó inmediatamente", son otras de las causas frecuentes de la enfermedad. Algunos terapeutas del municipio de Guachochi relacionan la enfermedad con "un susto, ya que se le sube mucho la presión", y se produce entonces el mal de orín.

La mayor parte de los síntomas que presenta el sujeto afectado de mal de orín se manifiestan en el aparato renal-urinario; el enfermo "siente dolor al orinar o al querer orinar, anda muy a disgusto y a veces no se puede sentar"; se queja mucho de "que le duelen los ríñones, la cintura", es decir, la zona lumbar, lo cual se debe a que "los ríñones ya no trabajan"; se cansa mucho y su rostro se ve descolorido.

El diagnóstico que el terapeuta realiza se basa sobre todo en un interrogatorio al paciente, durante el cual intenta descubrir exactamente el origen de los síntomas que padece, así como en la revisión de la región lumbar, la cual puede aparecer inflamada.

Todos los tratamientos indicados por los terapeutas se basan en la ingestión de preparados de plantas medicinales, cuyo propósito es lograr que el enfermo "orine bien" y, de este modo, disminuyan los dolores que lo aquejan. Se pueden administrar decocciones preparadas con las siguientes plantas: cola de caballo, barbas de elote (maíz) y hierba de la víbora; jave; cuerno de calabaza; palmilla; semillas de sandía y hojas de sotol (Véase también chuca, hierba colorada, hierba gusano, makiki, nachurl'i, rocorojco). Los preparados se toman como agua de uso, "todo el día hasta que el paciente se alivia". Los informantes aconsejan "tomar muchas bebidas cuando empieza a doler la cintura". En el curso de la terapia se recomienda evitar tanto los alimentos picantes, como las bebidas alcohólicas.

Las complicaciones que se presentan en los enfermos que no son tratados oportunamente consisten en un aumento del dolor de los ríñones y de la vejiga, la cual incluso "se puede reventar" si el padecimiento continúa evolucionando. El enfermo, además, advierte una fuerte sensación de calor y suda mucho. Ciertos terapeutas aconsejan llevar a la clínica del Seguro" a los enfermos que llegan en estado crítico, ya que, de lo contrario, fallecen.

Para prevenir la enfermedad, los informantes brindan algunos consejos tales como: no trabajar mucho tiempo agachados y evitar "tomar fuerte". En las zonas tarahumaras, el mal de orín afecta de preferencia a la población adulta en cualquier época del año.