Biblioteca de medicina tradiocional mexicana
BDMTM // MTPIM // triqui // Demandas de atención // heridas  

Medicina La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México //

[ La población ] [ Los recursos humanos ]  [ Las demandas de atención ]  [ Descripción de demandas ]

TRIQUIS (TINUJEI).

Descripción de demandas


Heridas

Las heridas son una causa de demanda de atención bastante común entre los habitantes de las zonas triquis, y los motivos que la pueden provocar son múltiples; entre ellos se encuentran los golpes, las caídas y los accidentes en general. Es un padecimiento atendido por hueseros, hierberos y curanderos.

Cuando llega un paciente con alguna herida, el terapeuta primero revisa cuidadosamente la zona lastimada para determinar el estado de la lesión. Después lava la región con agua hervida con sal a la que agrega, además, un chorrito de alcohol; luego deja secar bien, antes de continuar con la curación. El tratamiento comprende la aplicación local de preparados medicinales, así como la ingestión de un té de especies curativas.

Una de las curaciones que acostumbran realizar algunos terapeutas es la siguiente: abren una penca de maguey papalomé o coyul, y proceden a extraer "telitas" del centro de la planta, que colocan sobre la herida hasta cubrirla completamente. Otros curanderos elaboran una pomada con alguna de estas plantas: árnica, eucalipto, hierba santa o valeriana. El ungüento se prepara de la siguiente manera: se lava la planta; se ponen 100 gramos de vaselina a calentar, y cuando ya está derretida se le agregan 10 gramos de la planta elegida; se deja freír un rato hasta que esté bien "acicharronada" y luego se enfría y se guarda en un frasco bien tapado. Se aplica directamente sobre la herida y se cubre con un trapo limpio. Al día siguiente, el terapeuta repite la curación y ve cómo va evolucionando. Si todo está bien, entrega un poco de pomada al enfermo para que continúe el tratamiento en su casa. Según los terapeutas, la pomada no sólo sana la herida, sino que además borra más fácilmente las cicatrices.

El té se prepara con las mismas plantas utilizadas para la pomada y se debe tomar tres veces al día. Mientras no se recupere, el enfermo debe evitar el consumo de sopas aguadas, cilantro, aguacate, grasas y leche; por el contrario, se le aconseja tomar mucho jugo de limón y sábila, y darse un baño de temazcal. En ese período no debe trabajar.